Contenido educativo gratuito escogido para que niñas y niños disfruten playlearning™

Inglés para niños

Contenido educativo gratuito escogido para que niñas y niños disfruten playlearning™

Inglés para niños

LingoListen Storytime: Buckets – Podcast para Niños

 

¿Alguna vez tuviste un juguete que no funcionaba bien? ¿Encontraste una manera diferente de jugar con él? Nuestro nuevo episodio Bukets de Lingolisten Storytime ¡es justo acerca de eso. Así que, a ponerse cómodos y a disfrutar con tu peque de este audio cuento!

Escucha el Podcast de LingoListen – Buckets (Cubos)

 

 

 

LingoListen – Buckets: Transcripción de Buckets

Narrator: Have you ever had a toy that didn’t work quite right? Did you ever find a different way to play with that toy? Welcome to LingoListen. Storytime today is about something just like that, so get comfortable. Once upon a time, a long time ago in China, lived a woman named Chang-Chang. Chang-Chang means sing in Chinese, and she loved singing.

Chang-Chang: [sings].

Narrator: Chang-Chang lived in a house at the top of a mountain. It was a beautiful place to sing, but the mountaintop didn’t have any running water. So, every day Chang-Chang went down, down, down the mountain to the river, carrying two wooden buckets. [river sound] She dunked the buckets into the river to fill them up. [dunking sound] Then, she walked slowly back up the dirt path to the top of the mountain.

Chang-Chang: [sings] Up, up, up the mountainside, my buckets swinging at my side.

Narrator: One day, when she got to the top of the mountain, she saw that one bucket had a crack in it. A lot of water had leaked out. The bucket noticed it, too.

Leak-A-Lot: Oh no. For sure, she’s going to throw me away.

Chang-Chang: I don’t think so.

Narrator: Said the other bucket

Chang-Chang: She’s too kind.

Narrator: Before bed that night, Chang-Chang tried to fix the cracked bucket with some clay.

Chang-Chang: [sings].

Narrator: The next morning, Chang-Chang went down to the river, as usual, to fill up the buckets. [dunking sound] Then, she headed back up.

Chang-Chang: [sings] Up, up, up the mountainside, my buckets swinging at my side.

Leak-A-Lot: Oh, no.

Narrator: Whispered the leaky bucket, because guess what? The bucket was leaking again.

Leak-A-Lot: I’m no good, and I feel like I’m crying. [cries]

Chang-Chang: Don’t worry.

Narrator: Said the other bucket.

Chang-Chang: Of course, you’re good.

Narrator: That night, Chang-Chang sat down next to the empty buckets, but she didn’t try to fix the bucket again. Instead [music], she and the buckets made music together. Then, she decided to name her buckets. She called them Leak-A-Lot, we know which one that was, and Bongo. The next morning, they went down the mountain as usual, even though Leak-A-Lot was, well, leaky. This went on for days and weeks and months, and maybe even years. One day, Leak-A-Lot felt he could cry no more tears. He was sick of leaking water out on the path. It was time to speak up.

Leak-A-Lot: Excuse me. Excuse me.

Narrator: Chang-Chang didn’t hear at first. Then, she looked around for a minute before she realized who was talking. She was so surprised she couldn’t find the right words.

Chang-Chang: [mumbles] What?

Leak-A-Lot: Yes, it’s me. I’m just no good. Bongo here gets to the top of the mountain every day completely full. And me, I’m always half-empty.

Chang-Chang: You mean half-full.

Narrator: Said Chang-Chang.

Leak-A-Lot: Well, I don’t know, but I’m useless.

Chang-Chang: Useless, you are not. Haven’t you seen the mountainside lately?

Leak-A-Lot: Oh no. I’m usually too busy crying. I don’t look around much.

Narrator: So, Chang-Chang asked the bucket to please do his job one more day, but this time take a good look at the path as they climbed back up the mountain. If Leak-A-Lot still felt that he was useless, well, then he didn’t have to come down to the river anymore. So, she dunked the buckets [dunking sound] and started up the mountain path.

Leak-A-Lot: Oh.

Narrator: That’s the sound Leak-A-Lot made, because, do you know what he saw? Next to the path were flowers of all colors and sizes and bees buzzing and butterflies fluttering. But on the other side of the path, closer to Bongo, it was brown with just a little bit of grass.

Chang-Chang: You see, Leak-A-Lot, long ago, I thought you were imperfect and I tried to fix that crack of yours.

Leak-A-Lot: Sorry.

Chang-Chang: No, no. Then, I realized that you are perfect in your own way for a different job, and I began throwing seeds along your side of the path so that you could water them on our way back up.

Narrator: That’s how Leak-A-Lot learned that Chang-Chang had been grateful all these years for his leak. Together, they had made a beautiful mountainside garden.

Leak-A-Lot: [sings].

Chang-Chang: Up, up, up the mountainside, my buckets swinging at my side.

Narrator: We hope you liked the story, Lingo listeners. Have you ever used an old toy for a new job? Think about it. Goodbye until next time.

 

 

LingoListen – Buckets: Traducción al español

Narrador: ¿Alguna vez tuviste un juguete que no funcionaba bien? ¿Encontraste una manera diferente de jugar con él? Bienvenidos a LingoListen. El Storytime de hoy es acerca de algo así, así que ¡pónganse cómodos que ya comienza! Había una vez, hace mucho tiempo en China, una mujer llamada Chang-Chang. Chang-Chang significa cantar en chino, y a ella le gustaba mucho cantar.

Chang-Chang: [canta].

Narrador: Chang-Chang vivía en una casa en lo alto de la montaña. Era un lugar hermoso para cantar, pero en lo alto de la montaña no había agua. Así que todos los días, Chang-Chang bajaba y bajaba de la montaña hasta el río con dos cubos de madera [sonido del río]. Sumergía los cubos en el río para llenarlos de agua [sonido de sumergir]. Luego, lentamente, caminaba de regreso por el camino de tierra hasta lo alto de la montaña.

Chang-Chang: [canta] Arriba, Arriba, por la ladera, mis cubos se balancean.

Narrador: Un día, cuando llegó a lo alto de la montaña, vio que uno de los cubos tenía una rajadura. Había perdido mucha agua. El cubo también lo había notado

Leak-A-Lot: Oh, no. Seguro que ahora se va a deshacer de mí.

Chang-Chang: No lo creo.

Narrador: Dijo el otro cubo.

Chang-Chang: Ella es muy buena.

Narrador: Esa noche, antes de irse a dormir, Chang-Chang intentó reparar el cubo con un poco de arcilla.

Chang-Chang: [canta].

Narrador: A la mañana siguiente, Chang-Chang bajó hasta el río, como siempre, para llenar los cubos [sonido de sumergir]. Luego, emprendió el regreso.

Chang-Chang: [canta] Arriba, Arriba, por la ladera, mis cubos se balancean.

Leak-A-Lot: Oh, no.

Narrador: Suspiró el cubo roto, porque, ¿adivinan qué? El cubo perdía otra vez.

Leak-A-Lot: No sirvo, y tengo ganas de llorar [llora].

Chang-Chang: No te preocupes.

Narrador: Dijo el otro cubo.

Chang-Chang: Por supuesto que sirves.

Narrador: Esa noche, Chang-Chang se sentó cerca de los cubos vacíos, pero no intentó arreglar el cubo roto. En lugar de eso [música], ella y los cubos hicieron música juntos. Luego, decidió darle un nombre a los cubos. A uno, ya sabemos a quién, lo llamó Leak-A-Lot; y al otro, Bongo. A la mañana siguiente, bajaron de la montaña como todos los días, aunque Leak-A-Lot, bueno, perdía. Así pasaron días y semanas y meses, y quizás algunos años. Hasta que un día, Pierde-Mucho sintió que ya no podía llorar más. Estaba cansado de perder agua por el camino. Era hora de hablar.

Leak-A-Lot: Disculpa. Disculpa.

Narrador: Al principio, Chang-Chang no lo escuchó. Luego, miró a su alrededor durante un rato, hasta que por fin se dio cuenta de quién era que hablaba. Estaba tan sorprendida que no sabía qué decir.

Chang-Chang: [murmura] ¿Qué?

Leak-A-Lot: Sí, soy yo. Simplemente no sirvo. Todos los días, Bongo llega a lo alto de la montaña lleno. Y yo, siempre estoy medio vacío.

Chang-Chang: Quieres decir medio-lleno.

Narrador: Dijo Chang-Chang.

Leak-A-Lot: Bueno, no sé, pero soy inútil.

Chang-Chang: Inútil no eres. ¿No miraste la ladera de la montaña últimamente?

Leak-A-Lot: Oh, no. Siempre estoy muy ocupado llorando. No miro mucho a mi alrededor.

Narrador: Entonces, Chang-Chang le pidió al cubo que hiciera su trabajo un día más, pero que esta vez mirara bien el camino mientras regresaban a la montaña. Si Pierde-Mucho igual sentía que era inútil, bueno, entonces no tendría que bajar más al río. Así que Chang-Chang sumergió los cubos en el río [sonido de sumergir] y emprendió el camino de regreso a la montaña.

Leak-A-Lot: Oh.

Narrador: Ese es el sonido que hizo Leak-A-Lot porque, ¿saben qué vio? De su lado del camino crecían flores de todos los colores y tamaños, y había abejas que zumbaban y mariposas que volaban de flor en flor. Pero del otro lado del camino, por donde iba Bongo, había tierra y solo un poco de pasto.

Chang-Chang: Ya ves, Leak-A-Lot, hace mucho tiempo, yo creía que eras imperfecto, e intenté reparar tu rajadura.

Leak-A-LotLo siento.

Chang-Chang: No, no. Después, me di cuenta de que tu eres perfecto a tu manera para una tarea diferente, y comencé a arrojar semillas de tu lado del camino para que las regaras cuando subíamos de regreso.

Narrador: Así es como Leak-A-Lot aprendió que Chang-Chang había estado agradecida por su rajadura durante todos estos años. Juntos, habían creado un hermoso jardín en la ladera de la montaña.

Leak-A-Lot: [canta].

Chang-Chang: Arriba, arriba, por la ladera, mis cubos se balancean.

Narrador: Esperamos que les haya gustado este cuento, Lingo listeners. ¿Alguna vez le dieron un uso nuevo a un juguete viejo? Piensen en ello. Adiós, hasta la próxima.

 

 

 

¡No te pierdas los epidodios de LingoListen!

¿Te gustó esta historia? Entonces descarga la app Lingokids donde encontrarás todas nuestras increíbles canciones y juegos; y ¡no te olvides de seguirnos también en Spotify!

📣 ¡Compartir es vivir!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¡No te pierdas las Lingonews!

Nuestras redes sociales

© 2021 Lingokids