4 consejos para combatir el miedo de los niños al dentista

ir al dentista

Sonidos de raspado. Instrumentos metálicos afilados. Caras desconocidas. Ir al dentista, especialmente por primera vez, puede ser una experiencia abrumadora para los niños (¡y también para los adultos!). Tanto si su hijo ya ha desarrollado un miedo al dentista como si lo estás preparando para su primera visita, aquí te ofrecemos algunas ideas que le ayudarán a suavizar esa primera visita. 

 

Juego de rol para ir al dentista 🎭

A la mayoría de los niños no les gusta estar en situaciones desconocidas. Cuando los niños se sienten inseguros en su entorno, pueden asustarse rápidamente. 

 

Ayuda a los niños a entender lo que ocurre en el dentista jugando a estar en el sillón del dentista. Tu y tu hijo pueden turnarse para ser el dentista e “inspeccionar” los dientes para asegurarse de que están bien y sanos. El juego de roles guiará a los niños sobre lo que pueden esperar de una visita al dentista, a la vez que hace que la situación sea ligera y divertida. 

 

Canta canciones de dentista 🎶

Cantar es una gran forma de enseñar a los niños palabras y situaciones nuevas de forma sutil. Cuando los niños cantan “La canción del dentista”, se acostumbran a lo que les espera durante una visita al dentista.

 

Encuentra un dentista amigable con los niños 🦷

¡No es ningún secreto que mucha gente tiene miedo a los dentistas! A veces el truco es encontrar a un dentista que sea paciente con los niños y sepa cómo ayudar a que se sientan cómodos. Pregunta en tu comunidad local o busca en internet dentistas con buena reputación con los niños. Esto puede hacer que la visita al dentista sea una experiencia de aprendizaje divertida en vez de una tortura. 

 

Practica una buena higiene dental 🪥

Una de las mejores maneras de garantizar una visita al dentista sin problemas es acudir con unos dientes sanos. La mayoría de los padres saben que a los niños no siempre les gusta cepillarse los dientes, y puede ser una lucha diaria. 

 

Puedes hacer que las rutinas del baño sean más divertidas poniendo una canción para cepillarse los dientes y bailar, haciendo una competencia sobre quién puede cepillarse los dientes durante más tiempo, o estableciendo una tabla de calcomanías en la que los niños puedan ganar una calcomanía por cada vez que se cepillen los dientes. Aunque cuesta un poco de trabajo conseguir que los niños se entusiasmen con el cepillado de los dientes, una vez que adquieran el hábito de cepillarse sin que se produzca una crisis, ¡todo merecerá la pena! 

 

Ir al dentista con Lingokids 

¿Quieres saber más sobre los juegos interactivos de la aplicación Lingokids que ayudan a los niños a prepararse para ir al dentista? Descarga la aplicación y consulta los videos en nuestros canales de YouTube. 

¿Cómo te preparas para el dentista con tu hijo? Cuéntanoslo etiquetándonos en las redes sociales. 

Artículos relacionados

the-lingokids-newsletter

¡No te pierdas ninguna Lingonoticia!