Los recortes del presupuesto familiar por la inflación afectan al día a día de 4 de cada 10 niños españoles

  • Según un estudio de Lingokids, un 40% ha reducido su asistencia a actividades extraescolares, el 10% ha dejado el comedor escolar y un 35% restringirá su participación en salidas escolares y excursiones durante este curso.
  • La tecnología sigue siendo una partida esencial cuyos gastos apenas se han contenido, con casi el 90% de los consultados dispuesto a pagar un importe mensual por recursos digitales de aprendizaje para sus hijos.
  • 8 de cada 10 familias han tenido que limitar sus actividades de ocio, y casi 7 de cada 10 limitarán este año su presupuesto para regalos infantiles de Navidad.

 

Madrid, 20 de noviembre de 2022.- El contexto económico marcado por la escalada de los precios y la elevada inflación ha obligado a las familias españolas a contener el gasto en su economía doméstica, y esto también está afectando a los niños. Con motivo de la celebración del Día Universal del Niño, Lingokids, empresa especializada en contenidos digitales en inglés para niños, ha realizado un estudio entre 600 familias de clase media de todo el país para analizar cómo les está afectando la crisis económica. El resultado es que 7 de cada 10 afirman haber tenido que reducir en mayor o menor medida su presupuesto familiar desde el inicio del curso, y el 46% reconoce que estos recortes tienen repercusión directa en el estilo de vida de sus hijos. El gasto en tecnología es uno de los que menos ha variado, confirmando que se ha convertido en un bien esencial en la vida de muchas familias.

En lo que respecta al colegio, un 10% de familias que habitualmente utilizaban el comedor escolar, este curso están prescindiendo de este servicio. Y un 40% de los progenitores consultados afirman que han reducido el gasto relacionado con las clases extraescolares: la mitad de ellos eliminándolas directamente, y la otra mitad, apuntándoles solo a una parte de las que seguían en cursos anteriores. En este sentido, cabe destacar que un 57% de los padres son partidarios de apostar por apps y recursos educativos digitales en sustitución de determinadas actividades extracurriculares, con el fin de aportarles el valor educativo pero reduciendo el coste correspondiente.

Si hablamos de actividades escolares complementarias y excursiones, 6 de cada 10 familias confían en que sus hijos no tengan que privarse de estas experiencias y puedan seguir asistiendo a todas ellas como hasta ahora. Pero un 13% ya ha decidido que este año sus hijos no irán al viaje tradicional a esquiar o a la excursión de fin de curso, y un 22% será selectivo a la hora de apuntarles a las salidas que programe el centro educativo.

En cuanto a la ropa, calzado y complementos necesarios para el curso, solo un 25% de los progenitores dice haber adquirido más o menos lo mismo que cualquier otro año. El resto ha procurado minimizar el gasto: el 45% ha comprado todo lo necesario pero evitando los excesos; el 23% ha procurado comprar lo menos posible, y un 7% se las ha arreglado sin comprar nada, aprovechando prendas propias o cedidas por familiares o amigos.

De cara a esta Navidad, casi 7 de cada 10 familias (68%) prevén que este año tendrán que reducir su presupuesto destinado a regalos para los niños. Y un 6% reconoce que, lamentablemente, estas fiestas no podrán destinar ningún presupuesto a este fin.

“Cuando las familias ven limitadas sus posibilidades de gasto es normal que también la vida de los niños se vea afectada por los recortes. Es importante tratar esta situación con naturalidad y sin dramatismos, e intentar explicársela en la medida que ellos lo puedan entender. Hablar con ellos de las cosas que afectan a la familia es fundamental para contribuir a su desarrollo personal, como también lo es restarle importancia a lo material y enseñarles a valorar más otras cosas que realmente son más importantes”, apunta Rhona Anne Dick, directora de Experiencia de Aprendizaje de Lingokids.

Alimentación y calefacción 

La cesta de la compra es una partida importante en la que las familias han tratado de reducir el presupuesto. El 41% sigue comprando los productos esenciales, pero ha prescindido de caprichos y productos gourmet, y un 29% prepara menús más modestos, sustituyendo algunas carnes y pescados por alternativas más económicas. 

Respecto a la calefacción, solo un 14% dice que este invierno la utilizará de la misma manera que siempre lo ha hecho. El resto se plantea reducir su consumo, encendiéndola lo menos posible (31%) o apostando por un gasto más consciente pero manteniendo una temperatura confortable (41%). También hay un 10% que ha cambiado de fuente de calor para poder calentarse por menos dinero.

Ocio y tecnología

Los recortes también han afectado al ocio familiar para 8 de cada 10 familias: un 36% procura buscar planes de bajo coste o gratuitos, un 30% sigue yendo a espectáculos y actividades de pago, pero ha reducido la frecuencia; y un 13% sostiene que no puede permitirse pagar por actividades de ocio en este momento.

Le tecnología ha sido, sin embargo, una de las partidas en las que menos se ha contenido el gasto: sólo un 15% ha cancelado sus suscripciones a plataformas y contenidos digitales, mientras que un 27% se ha cambiado de operador de telecomunicaciones para reducir el coste de los servicios de Internet y telefonía. Las familias, por lo tanto, no renuncian a estos servicios por considerarlos esenciales en su día a día. Incluso, según el informe de Lingokids casi 9 de cada 10 de los consultados estaría dispuesto a pagar un importe mensual por recursos digitales de aprendizaje para sus hijos como complemento de los conocimientos escolares.

Sobre Lingokids
Lingokids es la app de aprendizaje en inglés para niños de 2 a 8 años. Más de 50 millones de familias en todo el mundo ya se la han descargado. Lingokids colabora con ONG como UNICEF, Cruz Roja, ACNUR, Save the Children, Fundación Pies DescaIzos de Colombia (impulsada por Shakira) o Fundación Queen Rania de Jordania, para acabar con las barreras del lenguaje y promover iguales oportunidades para todos los niños. La compañía ha recaudado hasta la fecha 65 millones de dólares de inversores como Ravensburger y fondos como Holtzbrinck Ventures, JME Venture Capital, Sabadell Ventures, BigSur, Reach Capital, y business angels como Gwynne Shotwell, presidenta y COO de SpaceX. Ha recibido varios reconocimientos, como el Premio a la startup con mayor impacto social en educación en los enlightED Awards 2018; formó parte del Top10 de startups más prometedoras de LinkedIn en 2020; y ha obtenido el Premio a la Mejor Aplicación de Aprendizaje Original en los Kidscreen Awards 2022.

Related articles